Memorias de un Amor.

En el  tenue gris de una tarde  oscura

Descubría la luz en tú mirada

Con palabras poco comunes me dirigía.

Buscando tu aceptación y compañíasoledad-1

Invadía así tu mundo,

No esperaba una respuesta,

No esperaba un hola,

No esperaba nada…

Pero a cambio recibí mucho más de lo que mis expectativas imaginaran…

Fluida conversación;

El peón  y una princesa de vocación,

Arrancando la sonrisa de un serio rostro

Que con la misma intención era  devuelta

Tema a tema hablando de la vida en general;

El tiempo volviéndose al camino de una ilusión.

Era un sueño entre palabras de su alocado texto perderme…

Las horas se volvieron apenas y cortos minutos…

La tarde terminando,

La noche rebasando el día,

Como en un verde campo; llena de libertad sonreía.

Tu  cabello con rayos de sol

De alguna forma cortejaba memorias pasadas;

Irrumpían  lágrimas de la habitación,

Que peregrinamente se colaban en nuestras mejillas.

 

En la confusa lluvia,

Tu rostro en mi ventana  dibujaba…

Con extraña claridad podía apreciar la belleza de tu alma,

Y no fue hasta entonces que una musa apagada y dormida

Despertaba de unas sábanas blancas y frías,

descarga

Con el fuerte impulso de escribirte unas líneas

Tomaba la forma de suaves caricias

Con la pluma olvidada de un  Ángel,

Iba obteniendo tu forma cada palabra.

 

Rima a rima se conjugan los verbos

Sobre  tu electrizante personalidad,

En el que Sucumbía volcándome entre las hojas de un cuaderno.

Donde…

Sólo miraba tu nombre…

Donde…

Sólo te miraba a ti…

No ajeno a lo que esta alma cuestiona

Sobre un sentimiento que exalta en ella

Solo cabe una pregunta en mi percepción

Desde que te sentí llegando al umbral de mi inspiración.

¿Quién eres tú?

¡Quién eres tú!
Que brilla como una estrella durante el día,
¡Quién! eres tú,
Que se cola en mi mente a pura desmedida,

¿Quién eres?
¿Por qué inundas mi rostro de rubor sin sentido?
Si ni siquiera aún te he conocido,

¿Quién eres tú?
A que debo mi sonrisa ilógica al verte…
Si tan sólo eso logras con una secreta fotografía tomada por mi ilusión
Quisiera saber qué pasaría si podría verme reflejado en el altar de tus ojos corazón.

¿Quién eres tú?
¡Por qué robas mis sueños!
¡Por que! puedes dibujarte entre las nubes de este vasto cielo…
Aún en su azul despejado, el viento trae tu aroma en su brisa…
Me recuerdas a la belleza de un Edén que Dios lo inspiró en ti
la existencia de un paraíso particular, casi angelical…
Muestra su amor entre cada línea de expresión del rostro,
Capaz de arrancar con él un suspiro

Por cada segundo de este largo camino…
¿Quién eres tú?
Que me atrapa…
Que me aniquila…
Que simplemente me llena la vida de ¡más vida!

¡Quién eres tú!

Así el tiempo conspira para los amantes,

Amantes que alimentan al amor de besos

Caricias vanas y vagas

Pero que nos llenan de tanta calma

Que cantar es suspirar

Jodidamente eres mis millones de suspiros

Quienes me llevan más allá de todo… a soñar.

La felicidad entra en crisis de golpe

Lo que una vez fueron  sonrisas

Se convirtieron en lágrimas,

Rosas que enamoran y lastiman

Por qué solo supimos admirar de ellas la belleza de sus pétalos y aroma;

Pues olvidamos que en su tallo  traen el filo de un cuchillo las espinas,

Espinas que no perdonan.

Espinas que llegan en forma de frases a oídos llenos de dolor,

Espinas que se entierran en la piel,

Espinas que se acercan, desangran y matan al corazón;

Espinas que llegan en forma de seres que se acarrean todo y nos dejan nada.

Pretendiendo aplacar este accidente,

Mentimos queriendo imaginar ser felices

Y ellos se vuelven cómplices

Cómplices de heridas que solo se vuelven más y más profundas

Llegando a los huesos.

Pero aun así, no conformes, les dedicamos un tiempo

Tiempo que es ajeno a sus almas,

Tiempo que nos pertenece,

¡Tiempo que amamos!

Amamos tontamente,

Amamos lastimando a inocentes

Y escribimos silentes mentiras disfrazadas de poesías que nos pertenecen

Declaramos así este cariño ajeno

Después de este invierno

Cantando coplas a nuestros nuevos amantes

Atentando con estas frases  asesinas:

No porque me guarde en tus rasgos físicos…
o porque compartimos detalle a detalle un mismo cuerpo…
Te tengo que negar
Si hay algo que es cierto
Es que mi amor nació a ti en contra de mis conflictos,

Así tan frágil con un beso caía en una suave fracción de segundo…
a un nuevo mundo…
mientras cerrábamos nuestros ojos
y los labios hablaban
un complejo lenguaje se impulsaba
y mi corazón se precipitaba
mientras mi mente me juzgabaPlaceholder Image
pero el sentimiento complacía.
Algo nuevo descubrí ese día
Aprendí amarte sin medida…
no había obstáculo,
no había remordimientos,
¡todo borrabas en mí!
Mientras en tus besos me desvanecía…
el miedo suplicaba que te detengas,
pero el gusto abrazaba mi alma para que sigas…
Pedía sólo por esa noche que fueses un error…
Pero no podía borrar de mi mente,
ese momento en el que por primera vez me sentía amado…
confundido…
pensando en si hice un mal…
o el qué dirán…
curaba mis miedos y ataduras…
descubría así a un amigo…
y a un nuevo amor que marcaría mi vida…
Tú en esa sonrisa electrizante,
aniquilabas todos mis perjuicios
y de pronto te volviste mi vicio
ahora amarte para mí es un solsticio en invierno,
un sueño que aprendí a atraparlo sin red,
un sueño donde mis alas cayeron,
por qué para amar no necesitas volar…
No necesitaba de tiempo,
para decirte lo que siento
tus besos vestidos de Ángel tomaban mis manos hacia tu corazón,
y te dicen ¡Te AMO!

Y sí… gritamos ¡te amo!

Pero ¿por qué?

Por qué… disfrazo esta necesidad de ti?

En quien no es para mí…fotos-intimidad-de-la-pareja-9

No somos nada más que copas vacías a medio tomar

Por un par de labios que quizás deberían estar ocupados entre ellos.

Somos dos turistas en el avión equivocado

Con el equipaje olvidado en nuestra parada de rutina

Quizás solo es tiempo y siempre creo en ello.

Por mi parte abandone a mi intento fallido de borrarte

La dejé en la estación que la abordé

Ahora triste y desconsolada  quizás  llora lagrimas que no merezco

Esas mismas lágrimas que mientras en sus brazos estaba  no conseguían consuelo.

Espero que tengas la misma fuerza que me llama a tu reencuentro

Esa fuerza que me regresa al punto donde eras tú quien empujaba mi mundo

Al final de un día antes del atardecer espero verte a mi lado;

 

Mientras tanto como cosas del destino

Sin querer irrumpo en la libertad de tu camino,

Quiero volver sordos a mis ojos,

Quiero hacer ciego a mis oídos

¡Mierda! tengo todos los sentidos confundidos ¡ahora!

Soy un testigo sin palabras…

Y te veo junto a quien tomas de la mano y le dices “Mi Vida”

Y me derrumbo…

Caigo de rodillas, pero con el alma,

Destrozado, viendo tu felicidad acelerarse en efusivos besos,

Cruel destino que me ha llevado presente de tal barbarie,

Que atenta contra mi más sincero sentimiento de recuperarte.

¡No hago más aquí!

¿Que soy yo para ti?

Más cuestiones abordan y llaman a mi reflexión

Y trato de contestar con gritos de exclamación

¡Dios dame una explicación!

¡Solo quiero volverla a sentir!

Pero….

Solo me ahogo en lugares encantados,

En sembríos de jardines ajenos,

Una vez y otra; más preguntas masoquistas llenan mi cabeza,

Desde que te vi con él sentada en esa mesa.

¿Vienes a menudo con él?

¿Es él la oscuridad que busca tu razón?

¿Tiene lo suficiente para ver tu luz?

¿Lo besas sin pensar  en mí?

¿Acaso te vuelve loca?

¿Te hace ligeramente libre?

¡Dime que hay de mí!

Sé que te hice llorar…

Sé que te provoque dolor y fiebre por mil…

Sé que a veces quieres morir…

Pero ¿realmente te sientes viva sin mí?

Si es así, se libre…

¡Si no, déjalo por mí!

Cuestiones, preguntas; llamalas como quieras…

Pero ellas están aquí acosándome…

Diciéndole adiós a mí fe.

Es que solo continúan atormentándome…

Acaso será…

Porque… últimamente estoy tan solo,

Tratando de ocupar la mente pintando con llantos

Notas que se guardaron en tus bellas fotos

Así vivo aniquilado,

Me siento como cuando un niño deja a la suerte su globo

Dejándolo escapar de sus manos

Pensando en su sana inocencia que lejos no irá

Y a su lado volverá…

¡Te pido!, ¡Déjalo ir!

Antes de que el sol y la luna se junten

Y eclipse lo que fuimos

Lo que somos…

O lo que aún podemos ser…

Las nubes se levantan de este cielo,

Se desvanecen ante mis ojos

Una  cegadora luz te trae de vuelta,

Es tu silueta difuminada que se acerca

Apenas y puedo distinguirte

Pero mi instinto puede sentir tu paso apresurado

Sin esperar mi impulso me lleva a correr frente a ti

Y en un estallido de amor y frenesí

Volvemos  a nuestros brazos que como refugio de una catástrofe

Aguardaban por nos.

Sé que a donde quiera que tú vayas

No siempre te podré seguir,

Pero esperare por ti, sin esperar…

Antes de ser fantasmas de nuevo  en ojos de extraños

Y pretender olvidar.

Ya no existe el miedo

Pues mi seguridad se levantó en vuelo

Junto a ti mi amor.

Ahora busco pretextos,

Nunca son argumentos suficientes,

Pero… quiero sentirme culpable

De tu amor inefable.

Deseo ser el culpable de tú sonrisa inocenteimages

Tan traviesa, tan demente…

Él culpable de tú silencio,

Una caja donde ocultas tus angustias y tus miedos…

Él culpable de ese verano sin sol,

De un invierno sin lluvia

¿Para que necesitas de ellos?

Si contigo todo es primavera…

Donde florece en él día y en las noches en vela

Solo quiero ser el culpable de tus delitos

Para ser sentenciado por tu corazón,

¡Que me castiguen tus palabras!

¡Que me juzgue tu alma!

¡Que me encarcele tu vida!

Quiero ser el culpable encerrado a cadena perpetua

Y llevar el castigo de enloquecer en tu mirada,

Mi ventana por la noche, por la mañana,

¡Que sea tu voz mi melodía!

Que canta en mi prisión todo el día.

Quiero ser el culpable sin razón,

De tú lado oscuro,

De tus tristezas de momentos,

De tu furia incontrolable,

Ser el culpable quien le da su hombro,

En el que te confieses y te apoyes.

Él culpable de tu fuerza sublime

Solo ser ese culpable que habita:

En tus huesos,

En toda tu fe,

¡En toda tu vida!

Ser eso, ¡Él culpable!

 

Luego de mi sentencia,

Sin levantar las alas rotas,

Hemos decidido darle una oportunidad a lo que se fragmentó,

Sin volver a dudar, te pregunto,

¿Quieres ser mi Amor?

Propuesta ilógica, dirás…

Pero tengo más de un plan para ser felices,

Y guardarnos en esta dulce esencia

De tomarnos las manos,

Desvelarnos en el insomnio

Volviéndote luz del día,

Que entra a mi corazón,

Pues él se mueve con tu voluntad,

Y tu voluntad es mi vida.

Encontré que mis sueños terminan

Donde empiezan tus besos,

Tus besos son mi color,parejas-de-enamorados

Y ese color, me lo devuelve  tu existencia.

Asentamos la cabeza,

Afirmamos con un sutil gesto,

Vamos a ir despacio esta vez,

Las llaves nos la entrega la pasión,

Abren del corazón  sus candados,

Y exclamando “Te tengo de vuelta aquí mi amor”

Respondo con un grito del alma,

Y Mis ojos casi hablando sueltan  lágrimas,

Que sin perder tiempo se confunden al juntar nuestras mejillas

Como la más tierna caricia.

Copas de vino levantamos

Festejando con la luna y las estrellas

Celebrando el confort de tenerte

Y luchar por ti para no perderte.

Estamos de nuevo bajo este atardecer

Que ha sido testigo de cada encuentro,parejas1

Desde la primera palabra

Hasta la más tonta discusión

Esta vez cruzamos el puente

En la dirección correcta

Donde solo cabemos tú y yo.

En un enigmático paisaje nos movemos

En el paso más sincero

Donde  no hay nada que pretender

Solo sabernos querer.

Hemos roto los secretos

Donde  la franqueza guardamos en la piel,

Hemos construido un muro

En donde colgamos los guantes

De un amor que alguna vez golpeó

Y hoy tan solo es más amor.

Extrañarnos y odiarnos,

Curarnos y lastimarnos,

Pero sin hacer o dejar heridas

¿Por qué flagelaría a mi vida que es tu vida?

Es que tú me puedes más que mi propio consciente

¡Tú! siempre me puedes en este infinito y bello  instante

Que es amarte.

 

Te mantendré caliente en mis brazos,

Junto a un ancla te ataré a mi pecho

Para soltarte a la profundidad de mis huesos

Hasta volver en ti una necesidad  respirar de mis besos.

Tomémonos de la mano

Antes de que amanezca

Y en la penumbra seamos dos luces brillando,

Levantando la densa neblina

De este jardín que ahora florece,

Olvidando al otoño

Y otras estaciones del año,

Siendo eterna primavera

Sosteniendo siempre la fe al mirar

Jurandonos amar

Para siempre y un día más.

 

Blind_Noise_

El Paul.

pareja-feliz-3

 

Tu sonrisa de vuelta.

Desconozco tus problemas,
pero tú sonrisa se ha apagado de momento,
sé que algo te pasa…
y tus ojos me cuentan con melancolía
una tristeza vana;
una lágrima calla un lamento
y el silencio……
El silencio, sólo se vuelve más tímido que la  costumbre…
Ahí, callado en una esquina
esquivando tús palabras,
como si fueran balas perdidas, que más de una vez nos vaciaron los pulmones que a suspiros se han llenado de aire,
como si esas balas nos contaran que el día terminaría siempre con la luz del sol.

Y mi noche vuela entre estrellas de cuestionamientos de:
¿Cómo hago para estar cerca de ti y abrazarte sin que desconfíes de otro ser humano?
¿Cómo?, sí los kilómetros y tu urgencia de conciliar un breve sueño, se esfuma por  ventanas tristes…
Más, fugaz se vuelve hasta la Luna,

Que cae en un horizonte extraño,

Porque no has salido a iluminarla con la blanca luz que suele ser pintada por tus labios develando esa risa que raras veces se llena de inviernos que llueven sobre el alma… sobre tu calma.

 

Muevo al tiempo para así ayudarte a que está noche termine,
pero también detengo sus manecillas cada vez que veo y siento tu rostro llenarse de esa paz que necesitas…

Como un intento de colarme en una de esas bellas emociones
que te despiertan por las madrugadas sin querer
y te aseguran que todo estará bien… que todo pasa…
que sólo es eso, parte del reloj que mutilamos en vida,
que apagamos por 5 minutos más de paz….
por 5 minutos más sin dejar escapar el sueño…
que al menos cerrados los ojos nos hace tan felices.
Caigo en un consejo y poema desesperado.

Quiero que despiertes…
Y duermas  a tus problemas hasta que todos hayan pasado…
hasta que todo este olvidado.
hasta sólo volverme en esa pequeña casualidad que te cambia la vida.
que tiene las palabras perfectas…
aún con sus defectos…
con algo de nervios…
pero con la seguridad de un abrazo
que como un refugio abre sus puertas
para cuidarte y llevarte directo a su corazón
esperando que cuando levantes tu mirada de su pecho
despiertes la sonrisa que a él le hace falta ver…
para que un día y el resto de su vida
jamás la vean desaparecer.

-Dedicado para Jenny M.-

EL_Paul_

Paul Saltos Vela.

Desconocidos.

Simplemente salió de una conversación el cuestionarnos;
¿Hemos sido felices?
¿Cuantas veces solo hemos sido cómplices?
Alguna vez amamos a los correctos.

Tantas preguntas, que se puede reducir a una…
Que nos está pasando?

Entonces amamos por compromiso?,
Porque nos pide algo dentro de nosotros que no podemos dominar…
Por esa necesidad de no estar solos…
O porque se trata de un llamado a un estado natural.

Más preguntas de una; que lo resumiría así, sin miedos pero si lleno de dudas…

Te quise, por quererte y no por tenerte,
Te quise por sentirme querido y no desdicho,
Te quise por un compromiso
Que una caricia inició
Que un beso ocasionó
Y que en una mirada murió.

Cerrados los ojos,
Abrimos las bocas,
saboreamos los labios,
las lenguas se enredan,
se vuelven un nudo fuerte
difícil de desatar.
Dos universos colisionando
Y una llama incendiando
A dos corazones que quizás solo buscan fuego,
O algo para divertirse,
o algo para aferrarse a no estar solos;
Es así como se quiere ahora?

Y si nos olvidamos de seguir estos sutiles pasos
Y solo ardemos como leños en la hoguera,
A la final estamos siendo los mismos
Pero sin que la hoguera nos consuma
Verdad?

Puede ser que también somos dos
Escogiendo a los equivocados
Y luego los lamentamos como errores pasajeros,
O como la experiencia que nos hizo vibrar
Pero igual, se marchó y olvidó.

y en esa transición de estaciones…
La lluvia ha sido la que moja nuestras ventanas
Que llenas de tristeza demoran de pasar al invierno
Aun cuando es verano.

Y si nos tocamos la mano por accidente…
Sin conocernos puede aún ser más demente
Una idea que nos podría llevar al mismo circulo
Del que con miedo miramos atrás,
De ese que salimos valientes y caídos.

Y si se nos antoja olvidar los temores?;
Quizás…
Por una taza de café yo te cambio mi aroma
Y por la misma taza tu cambiarías el mío…

Y si olvidamos a esas tazas y lo bebemos de nuestros labios
Nos quemara la boca?
Nos subirá el azúcar?
O solo nos quedara su amargo, fino y delicioso sabor
Impreso en nuestras papilas…

Como una mística noche eterna
Ser como en los polos,
Meses de oscuridad
Meses de luz,

Que el destino es algo que inventamos
Cuando conocemos a lo perfecto,
Que es algo que nos llena de felicidad
Y Anhelamos los dos perdurar,

Pero siempre pegados al filo de nuestras manos
Que tiemblan de frío si se sueltan,
Que tiemblan porque se extrañan,
Y firmes se vuelven cuando se juntan.

Pero y si…
Fallamos en el intento
Y por miedo nos dejamos pasar en esta avenida;
Quizás a la final… igual lo terminaremos lamentando
Como al mismo pasado que nos hirió
Pero con la particularidad de que a este cariño
Nunca se pudo conocer.

El_Paul_

Paul Saltos Vela.

Canela y miel.

 

Aroma lleno de enigmas

En el frio o calor,

De una noche que nos acosa;

Donde sea que tú me encuentres

Mis ojos fijos irán descubriendo

Los colores de tu piel;

Cada tono que usas al cantar

Para despertar al mundo

Junto a tu felicidad;

 

Es la sinfonía pura que emanan tus labios de jazmín

Complementando tu campo de olor dulce a canela

Y de tu hipnotizante miel que me abren camino hacia a ti.

 

Disfruto cada segundo analizar

Los centímetros de tu piel

Que me llevan de la cabeza hasta tus pies.

 

Apenas es una cortina o quizás un trozo de tela

Que de lejos te envuelve,

Así lo puedo notar

En tu silueta contorneante

Y el coqueteo de tomar tus cabellos

Destapando tu rostro

-microsegundos de horas pausadas,

De fotografías enmarcadas en el salón de mis buenas y

Perversas memorias.-

La lujuria se cuela en mis poros

Erizando hasta mis neuronas apagadas

Abrazando mi calor de lejos.

 

Quien diría y apenas he llegado hasta tus rodillas

Y el fuego no deja de hervir mi sangre

Tu olor a canela más fuerte percibo

Y solo has dado un paso adelante.

 

Una lámpara iluminando a tu luz

Y casi de perfil has tomado otra pose,

 

-Peligroso es jugar con fuegos;

Que no sabes si te incendian

O te queman.-

 

Aun así la habitación se  ha acostumbrado

A estar en llamas.

 

Analogías sin sentido que por ahora las encuentro

Tratando de despistar tu calor

De mi concentración en la miel

Que se derrite sobre tu ser.

 

Presenciando tus caderas

En completo silencio

Logro recuperar la sobriedad

Bebiendo una botella de whisky

Como un acto desesperado

Para calmar la ansiedad de mis latidos…

 

He frotado mi rostro con las manos

Como tratando de estirar mis gestos

A ocultarse bajo la sabana de la cama

En la que mi sombra te espera.

 

Doblas tus piernas alternando el ritmo

Y un monte de venus

Que duerme y despierta en el juego

Del amanecer y anochecer,

De ese baile sensual;

 

Que como luz del sol y luna

Agarró  de aquella lámpara,

Que ahora sudada y agitada

Evapora cada gota de calor

Que de tu cuerpo cae

Libre y frágil.

 

Amplío mi perspectiva al observarte,

Creo que hay  puntos importantes

A los que no puedo perder de vista;

 

Mas tu ombligo es la invitación perfecta

A que las miradas obedezcan

El pedido de un pecado suicida,

Tirándose de la orilla de tu piel que lo bordea

Hasta el fondo de su abismo eterno.

 

Tocaré  tu alma?

Descubriré su fondo?

 

Distracciones que aparecen

Para contener un fuego

Que se desboca por ir a prisa

A dar una probada;

 

Pero tu…

Tú, con esa mirada que levantas junto a tu rostro

Vas atando cada correa suelta

Que me contiene en esta cama.

 

Y en segundos frenéticos

Desciendes tu atención a lo que sujetaría

A dos reos en su prisión;

 

Rogando por libertad,

Por ver a esta habitación gris

Rodeada de velas e inciensos de canela,

 

Que los ha perfumado desde tu llegada

A ese rincón lejano

Del que no me dejas de coquetear,

 

De ese rincón;

Que por subidas y bajones de luz

Te escondes en penumbras;

Como la silueta de un fantasma

Lleno de deseos sin cordura…

 

Así, solo, se me va yendo el aliento

Como si el oxígeno se estaría agotando

En este cuarto lleno de emociones.

Has dado libertad a tus pechos de los crueles barrotes de un brasier.

 

Has puesto tu brazo derecho de cortina

Como recogiéndolos,

Para que quien te admira

No caiga inconsciente,

Ni se encierre en un vano deseo imperceptible.

 

La imaginación del cauto vuela

Con el viento que ingresa por las ventanas

Elevando las cortinas

Y sacudiendo la luz de las estáticas y silenciosas velas

Que junto a él se van consumiendo por tu sofocante candela.

 

Muerdes tus labios y la distancia

Pasa a un plano efímero

En nuestro vivo y cálido consciente.

 

Ese mismo viento echa a un lado

El fino manto que te cubre y aleja,

Mientras cierras tus ojos

Que en su miel seductores

Los parpados se van juntando;

Como besos infinitos

De quien saborea perplejo a cortos metros de ti.

 

Inciensos que se confunden con el olor

De un cigarro que has puesto en tus labios rojos

Con tus manos cubiertas de un par de guantes negros

Tejidos de transparencias;

Lo único que ha quedado cubierto de tu canela desnudez

Y mi ciega conciencia.

 

 

En su niebla yaces observando la luna

Desde la ventana desnuda

Sin dejar de seducir

Con tus traviesos movimientos de labios

Y el rondar de tus manos

Pasando por el libido y deseo

De quien desde una cama

Extasiado y fantasioso

Anhela ser parte de ese  juego a las escondidas

Que tienes entre tu cuerpo y sombra…

 

El silencio ha sido el protagonista de esta escena

Que sólo, se ha quebrantado en el paso de tus tacones altos

Echando con ellos leña para avivar más a la llama,

Que  pretende añadir un par de pecados capitales nuevos a la lista

Que llevamos escrita en nuestras pieles.

 

De pronto, la luz escapa de la habitación…

Los inciensos de pánico sucumben

Y terminan de consumirse junto a las velas.

 

Pero una queda encendida;

Una del color rojo que enciende  esta pasión;

Frente a frente mirándose con vida

Y yo en mi delirio y angustia por tenerte

Desde la distancia

Soy un testigo inquieto

Que quiere volcarse a ti,

Mientras acercas tu rostro a ella.

 

La habitación se tiñe de un rojo tenue

Que se aferra al deseo y la oscuridad;

Tu lacio cabello oculta tu rostro,

Que casi adivinando entre rasgos y eclipses propios de la noche,

Logro traerlo a mis ojos

Y pintarlo en mi memoria una vez más.

 

Tus guantes escapan de tus manos

Tomándolos entre tus dientes

Los sueltas y caen ligeros,

Como dos plumas acariciando al viento

En su último seductor vuelo

Antes de probar el tibio suelo

Que nuestro calor le ha brindado.

 

Nervioso ante tu desnuda presencia

Entre sudor y pensamientos

Me pregunto;

Que haría o inventaría

Al transitar tus exquisitas curvas?

 

En la mitad de mi cuestionamiento;

Arrancas el vaso de whisky

De una mano que ansía  guardarte entres sus dedos;

De un solo sorbo bebes,

A la aspirina que sensato me mantuvo

Alrededor de tu disparatada orbita,

Rompiendo todo protocolo

Besas mis labios…

-Nada en la vida me había preparado

Para el privilegio de ser tuyo-

Fueron mis miles de dejavus

Que quizás me llevaron a este momento

Y aun no puedo creerlo?…

 

Y de pronto tu…

Silencias mis absurdos pensamientos

Con el único fuego que me agrada,

Que me quema,

Que me vuelva cenizas

Y me repare para incendiar

Todo lo que nos resta en esta habitación.

 

Alrededor,  las velas recuperan su luz

Y como estrellas fugaces vuelan

Custodiando nuestros cuerpos

Vigilando nuestros ojos.

 

Inmediatamente somos dos universos colisionando,

Estallando en medio de galaxias

Y constelaciones de dulces sollozos;

 

Aferrándonos a nuestras pieles,

Con nuestras manos;

Como si el abismo al que estamos cayendo

Es el más alto jamás saltado.

 

Son tus labios tocando mis oídos,

Son tus labios mordiendo mi cuello,

Son tus labios susurrando de todo a mi cuerpo;

 

Contándole tus más íntimos secretos

A cada parte de él;

Que,  en su silencio y calor,

Los guarda en cada poro de su piel

O quizás los olvida porque pierde su memoria

Al ser un peregrino en tu figura.

 

Somos dos sombras danzando

En una gris habitación

Que apenas y se componen de luz

Para poder formarse,

 

Dos sombras que se enredan en sabanas,

Dos sombras que rebotan en la pared,

Dos sombras que llenan de aire sus agitados pulmones,

Dos sombras que se unen y desdoblan en su ir y venir.

 

Una se levanta, la otra se recuesta,

Pero en sus miradas arde tan fuerte el fuego

Que la miel de sus ojos se derrite sobre la piel,

Desgastándose como la cera de las velas

Hasta llegar a acariciar  el piso con su pabilo

Consumiendo los maderos con su  lumbre.

 

Mientras las sombras en su estallido

Arman una hoguera en su lienzo de piel

Pintando todo lo que les falta por dibujar en sus vidas,

Todo lo que imaginaron,

Todo lo que una vez soñaron.

 

Dos fuegos que de apoco se apagan exhaustos,

Porque han consumido todo el oxígeno de la gris habitación,

Dos labios que buscan darse una última caricia,

Dos miradas que fijan sus horizontes

Ante la suave caída de sus parpados

Dos que quieren abrazarse

Y sentir la magia de ser uno toda la vida.

 

Su amor, la vuelta a la página

De la que una vez salieron heridos,

El perfume y su piel de canela

La historia que el viviría mil veces

Y por la que volvería a esperar

Mil años y un día mas

Para volverla a vivir,

Para volverla a escribir;

Con pecados y errores

Que  están destinados a cometerse;

Porque de ellos aprendemos,

Porque de ellos somos vida.

 

La niebla se ha encargado de profanar nuestra alcoba

Y junto a ella volamos por las ventanas abiertas

Desapareciendo en el acto,

Como queriendo borrar las consecuencias de un vicio

Que siempre nos atrapa.

 

Nos confundimos entre nubes

Tomando caminos diferentes

El resplandor nos desvanece

Y me queda  morir en tus dulces palabras,

“Canela y miel”.

 

El_Paul_

 

Ser.

Ojalá y pudiera ser esa luz que alumbra tu cabello,

El rayo de sol que  ilumina  tu rostro

Así, inocente y sin culpa

Tan espontaneo

Que se deje llevar entre tus sombras;

 

Ojala y pudiera ser el campo en el que han dejado huellas tus pisadas,

Con la delicadeza que rondas en sus caminos;

Acariciando sus pastizales,

Rozando su vegetación,

Tomándola entre tus manos

Hasta llegar a perfumar tu olfato

Robarte un suspiro

Y cegarte  por segundos pensando en todo y nada.

 

Ojala y no solo tenga que verte en una ventana de cortas pulgadas

Y fuera más bien el balcón de tus ojos el que tuviera frente,

Adornando mis horas, días y noches

Mientras en tu parpadear jazmines y girasoles vea florecer.

 

Ser todo lo que tus sentidos necesita

Y todo lo que ignoran también;

Ser todo lo que te despista,

Y te vuelve a la realidad a la vez,

Ser más que una frase abrazándote a la distancia

Y convertirme en el hombro que guardas y recuperas tu aliento.

 

Eres una musa que sin temor invita a mis perdidas palabras

A encontrar su rumbo predilecto

El norte de lo que quedo ausente

Y extraviado en sueños

Que muy alto volaron

Tratando de alcanzarte,

Palabras que bajaste del cielo

Mientras las leías escribiéndose en sus estrellas,

Aquellas, que nacen de la conexión  de una pluma y mis neuronas

De ti y mis miles de hojas.

 

Ellas que saben que mereces más de un par de líneas;

Más bien un libro o una enciclopedia,

En donde tú, dejes la firma y seas  su única autora.

El_Paul_

Tu Sombra.

Miré atrás esperando que la luna traiga tu sombra,

Como una persecución nocturna

De  pasos  vacíos sin camino

Guiados por la penumbra

Que dejaron a estos labios rotos.

 

Me aferro a su tenue brillo,

Que como una pequeña luz

De vela consumiendo su destino

Me lleve a esa tu estación

Que está detrás mío.

 

Soy un ciego viendo adelante,

Como si tú sombra

En algún momento se anticiparía,

A mi lenta marcha.

 

He volcado mi atención

A mis espaldas

Te desvaneces en un eclipse repentino;

Apenas consigo darte forma

En la final de mi hálito.

 

Porque tienes que esconderte?

O estás permitiendo que mi deambular

Me lleve a tu nada;

Esa misma nada, que nombro cuando me preguntan

En que estás pensando…

 

Ya he vaciado las horas del reloj

En el viaje de la luna

Y cuando estoy a punto de abandonarte

En la última opacidad del crepúsculo

Escucho una caricia,

Siento una voz…

Acaso has llegado a confundir mis sentidos

En la elocuente alegría

Que he sentido al encontrarte;

 

Permíteme besarte

Hasta deslucir los labios

Y vestir a la siguiente noche

Con la luz de la luna y el color de tu sombra.

 

El_Paul_

Su Juventud.

Su juventud,

Su divina juventud! Qué como un sol

Que no conoce de ocasos

Despierta por las frías mañanas,

 

Es el brillo de su piel cruzando y bordeando su libertad

En una playa cercana

Contando historias a las olas y al basto mar

Hablándole de todo, menos de mi…

 

Ella, sin saber de mí…

Yo, tratando de inventarla…

Creando su personalidad a mi antojada  perspectiva;

Que muestran sus ojos,

Su caminar,

Diría más bien lo que en sus fotos apenas y puedo hallar.

 

En fin, es acaso una locura?

O un tema que no debería concebirlo?

Ni siquiera considerarlo?…

Lo cierto es que…

Se ha robado mi atención…

De alguna forma ha empezado

A consumir una a una mis solitarias neuronas

Sin saber o conocer ella sobre mi situación,

 

He empezado a admirarla detrás de la cortina

De una red social,

Yo, de un vidrio traslúcido a mis sentidos

Ella, de un vidrio opaco a su vida en general.

 

Su juventud que no me pertenece,

Quizás porque no dimos el primer paso al mismo tiempo

O porque el tiempo lo quiso así,

 

Su juventud, que me permite verla crecer

Desde lo lejos de  una ventana oculta hallada en mis sueños;

Ver como madura de a poco y se va quebrantando su inocencia,

En las manos de un libro o un pseudo amor

Que apenas y podrá levantarle una falsa ilusión,

Ella se aferrará a ese efímero encanto,

Pues es parte del crecimiento decir te amo

Al amor que aún no es necesario

 

Quizás, ahora estoy creando una realidad inexistente,

Y le finjo a mi criterio;

Porque no concibo que sus labios sean de alguien más…

Qué pensaría ella de mí si estas palabras las llegase a leer…

Que pienso yo, ahora que acabo de escribir todo esto?…

 

Su juventud ese estado al que mis años

No me permitirán volver,

Como envidio,

Ejemm, digo, como desearía

Que el tiempo acelerara su juventud,

Pero que mi reloj se detenga en el momento justo,

En el que la edad no sea un impedimento

Y yo la pueda amar sin culpas y sin miedos.

 

Su juventud,

Y su belleza inagotable

No le ha pasado ni un segundo encima…

Mi pelo ahora esta blanco,

El frío invierno ha dejado posar a la nieve por siempre en mi cabeza,

Mi piel ha recolectado los calendarios que han pasado,

Los ha arrugado y están en mí

Como una señal de que nunca podrá alcanzarme

Y que yo, nunca podre ni siquiera quererla;

Como hubiese deseado que algo suceda…

 

No encuentro mejor forma de llegar

Que a través de un par de hojas

Que dejaran de estar en blanco,

Porque en ellas escribiré mis historias

Que como espejismo me daban la esperanza

De beber de sus labios

De abrazar juntos la arena

Y ver al sol por primera vez caer juntos,

Con las páginas de nuestros libros

Que en ese momento cubren la piel de los dos.

 

Su juventud,

Razón por la que empecé a escribir libros

Y así por lo menos acariciar sus manos,

Probar de sus labios con palabras,

Meterme en sus ojos,

Y salir en u suspiro

Entrar  en la siguiente respiración

Y tocar suave su alma.

 

Su juventud, mi libro anónimo,

Que narraba al amor,

El amor que alguna vez soñé,

 

Su juventud.

El_Paul_